HE AQUÍ, YO ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO


 


“La Luz del Mundo”, oleo sobre tela de William Holman Hunt.  Pintor británico, nacido en 1827 y muerto en 1910, uno de los fundadores de la Hermandad Prerafaelista, asociación que propugnaba un retorno a lo espiritual y sincero en el arte, despreciando la pintura académica, que consideraban una mera repetición de clichés. Para ello, proponían inspirarse en los primitivos italianos y flamencos del siglo XV. La fama le llegó con sus obras de temática religiosa, como La luz del mundo. Viajó a Palestina con el objeto de documentarse sobre el terreno para realizar pinturas como El chivo expiatorio, Cristo hallado en el templo y La sombra de la muerte, así como para pintar varios paisajes de la región. 

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” (Apocalipsis 3:20) 

El Señor Jesucristo resucitado está golpeando a la puerta de tu corazón. En medio de la oscuridad de tu pecado y tu soledad, Él viene a iluminar tu vida. Si escuchas hoy su llamado, ábrele la puerta y déjalo entrar en ti. Podrás contarle todas tus penas y errores; Él no te castigará ni rechazará, sino que te brindará consuelo. Ambos compartirán lo más sagrado de la cena: el pan y el vino, Su cuerpo y Su sangre, entregado por la salvación eterna de tu alma. No dejes de abrir tu corazón a Él.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VERDADERO YO

EL HUERTO DE DIOS.

TENTACIÓN, RESISTENCIA Y SALIDA.