Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

EL HUERTO DE DIOS.

Imagen
Cantan los hermanos Álvarez Quintero, en su poema “La rosa del jardinero”: Era un jardín sonriente;
era una tranquila fuente
de cristal;
era, a su borde asomada
una rosa inmaculada
de un rosal.

Era un viejo jardinero
que cuidaba con esmero
del vergel,
y era la rosa un tesoro
de más quilates que el oro
para él.

A la orilla de la fuente
un caballero pasó,
y la rosa dulcemente
de su tallo separó.

Cuentan estos versos el dolor del que cultiva hermosas rosas, cuando un desconocido corta una de ellas y se la lleva para siempre. Seguramente esta es una metáfora del dolor que siente un padre o una madre, cuando su bella hija es enamorada y llevada del hogar por su novio. Pero bien podría ser símil de toda pérdida, sobre todo de aquellas virtudes irrecuperables. El poema transcurre en un jardín. La palabra “jardín” deriva del francés jardin, diminutivo del francés antiguo jart, “huerto”. Y esta última proviene del latín hortus. Así es que ambas palabras están relacionadas y comúnmente las utili…